albistegia

Caminar por tu salud

Caminar puede ser un buen ejercicio si se hace de forma correcta, se trata de una actividad de
intensidad moderada y accesible a casi todas las personas. No requiere de un equipamiento especial,
siendo material suficiente un calzado y ropa cómoda.

Diversos estudios muestran que para las personas que hacen poco ejercicio o ninguno, caminar a buen
ritmo dos veces por semana puede convertirse en una fuente de salud.
Las mayores ventajas de caminar son que no requiere entrenamiento previo y que es accesible para la
mayoría de las personas.

Para mantener la forma así como un corazón sano, es recomendable al menos media hora de ejercicio
físico diario. Caminar es una excelente manera de lograr este objetivo.
Es un ejercicio que, con un poco de creatividad, puedes aplicar fácilmente a tu vida diaria. Por ejemplo, utiliza las escaleras dejando de lado los ascensores, escaleras mecánicas… aparcar en una zona algo más retirada de tu lugar de trabajo, y si trabajas cerca de tu domicilio ve caminando.

Con pequeños cambios como estos puedes llegar a cubrir el expediente semanal de ejercicio físico.
Para aquellos que os consideráis personas sedentarias o inactivas, tenéis problemas de obesidad o
simplemente no sabéis que tipo de ejercicio físico realizar, caminar es una forma para iniciarse en la quema calórica y poco a poco mejorar tu condición física.

Caminar puede ayudarte a:

• Fortalecer su corazón y sus pulmones, y mejora la circulación.
• Prevenir ataques al corazón y derrames cerebrales.
• Reducir la obesidad y la presión sanguínea.
• Elevar su tasa metabólica.
• Reducir su colesterol en sangre.
• Mejorar el tono muscular de sus piernas y abdomen.
• Reducir el estrés y la tensión.
• Reducir el dolor artrítico y detener el deterioro del tejido de los huesos.

Fuente: Actividad Física + Salud. Hacia un estilo de vida activo. Juan Antonio Ros


Ze iritzi duzu?